miércoles, 10 de julio de 2013

CDC en Español - Especiales CDC - ¿Cuáles son las razones por las que debo vacunar a mi bebé?

CDC en Español - Especiales CDC - ¿Cuáles son las razones por las que debo vacunar a mi bebé?

¿Cuáles son las razones por las que debo vacunar a mi bebé?


La crianza de un hijo implica tomar muchas decisiones. Algunas son cuestión de gusto, como de qué color pintar su habitación. Otras decisiones son esenciales, especialmente cuando se refieren a la seguridad, como utilizar la sillita de seguridad cada vez que su niño viaje en un vehículo. Pero, ¿cómo mantenerlo protegido contra gérmenes que no se pueden ver y que pueden causar enfermedades graves, discapacidades y hasta la muerte en niños pequeños? Las vacunas protegen a su bebé contra 14 enfermedades infantiles graves. Padres como usted saben que con salud todo es posible y que la vacunación es la mejor manera de proteger a sus hijos contra enfermedades prevenibles con vacunas.

Las enfermedades graves todavía rondan por ahí

Reducir y eliminar las enfermedades que previenen las vacunas ha sido uno de los mayores logros en la historia de la salud pública. Sin embargo, debido a ese éxito, muchos padres jóvenes nunca han visto los efectos devastadores que enfermedades como la poliomielitis, el sarampión o la tos ferina (pertussis) pueden tener en una familia o comunidad. Es fácil pensar que son enfermedades del pasado. Pero la realidad es que todavía existen. Los niños en los Estados Unidos pueden contraer, y en efecto contraen, algunas de estas enfermedades. De hecho, cuando las tasas de vacunación disminuyen en una comunidad, no es raro que se presente un brote.
Por ejemplo, en el 2010, se informó de más de 27,000 casos de tos ferina (pertussis) en los EE. UU. Entre esos casos notificados, hubo 27 muertes, la mayoría en niños menores de 1 año. En California, murieron 10 bebés y 5 de ellos eran hispanos.

Las enfermedades no tienen fronteras y muchas se pueden propagar fácilmente

Quizás usted nunca haya visto un caso de poliomielitis o difteria, pero todavía se presentan en otros países. Solo se necesita un vuelo en avión para que estas enfermedades lleguen a su comunidad; puede ser con un abuelo que venga a visitar a su bebé o un viaje familiar para visitar parientes en otro país.
Quizás usted crea que puede evitar que su hijo quede expuesto a personas enfermas, pero un virus como el del sarampión puede permanecer por bastante tiempo después de que la persona enferma se haya ido de una habitación. Además, en algunos casos, su bebé incluso podría contraer una enfermedad como la influenza, de una persona infectada que todavía no presente síntomas. Su bebé puede estar expuesto a una enfermedad en cualquier parte, en el aeropuerto, en el supermercado o en una reunión familiar. Si se asegura de que su hijo tenga todas las vacunas recomendadas para los dos años de edad, usted puede protegerlo contra 14 enfermedades graves.

Las vacunas son la opción segura y de comprobada eficacia

Una bebé sonriendoEn la actualidad, los Estados Unidos cuentan con el suministro de vacunas más seguras y eficaces de su historia. Antes de que una vacuna se apruebe y se le administre a los niños, se ensaya ampliamente. Los científicos y profesionales médicos evalúan cuidadosamente toda la información disponible acerca de la vacuna para determinar si es segura y eficaz. En la medida en que haya disponible nueva información científica, se actualizan las recomendaciones de la vacuna.
Aunque puede presentarse algún dolor o malestar en el lugar de la inyección, esto es leve comparado con las complicaciones graves que pueden generar las enfermedades que previenen estas vacunas. Son muy inusuales los efectos secundarios graves de vacunas.
Casi todos los niños pueden vacunarse de manera segura. Hay algunas excepciones, como los niños con alergias a algún componente de una vacuna. También puede que no sea seguro recibir algunas vacunas para niños con sistemas inmunitarios debilitados debido a enfermedades o tratamiento médico, como quimioterapia.  Si su hijo tiene una de estas afecciones, hable con el doctor acerca de las vacunas que puede recibir.

¿Necesita ayuda para pagar por las vacunas?

Si no tiene seguro médico o si su seguro no cubre las vacunas, el programa Vacunas para Niños (VFC, por sus siglas en inglés) le puede ayudar con el costo. El programa VFC ayuda a las familias de niños que reúnen los requisitos y que, de otra manera, no podrían recibir las vacunas. Este programa proporciona vacunas sin costo. Los niños menores de 19 años de edad llenan los requisitos para recibir las vacunas del VFC si:

Protección contra las enfermedades en los Estados Unidos

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) fijan el calendario de vacunación infantil de los EE. UU. El calendario de vacunación recomendado está diseñado para proteger a los bebés y niños en los primeros años de vida, cuando son más vulnerables. Al decidir incluir una vacuna en el calendario de vacunación de los EE. UU., los expertos médicos y de salud pública consideran muchos factores, como cuán grave es la enfermedad que previene la vacuna y cuántas personas podrían contraerla si no la reciben. Otros países pueden considerar diferentes factores al fijar sus calendarios de vacunación y pueden tener enfermedades distintas circulando en su territorio. Por lo tanto, los calendarios de vacunación pueden variar de un país a otro.
Es importante que los niños que salgan de los estados Unidos tengan todas las vacunas según el calendario recomendado para este país. No recibir todas las dosis de una vacuna deja a los niños en peligro de contraer enfermedades graves. Si su niño recibió algunas vacunas en otro país, por lo general se consideran válidas en los EE. UU. Pídale al pediatra o a la enfermera que revise los registros de vacunación de su hijo para asegurarse de que esté al día con las vacunas. Si su bebe no ha recibido algunas, su médico puede ayudarle para que se ponga al día. Recuerde, si su bebé no recibe las vacunas a tiempo, puede ser susceptible de contraer enfermedades que pondrían en peligro su salud.

Las vacunas evitarán días de trabajo y de escuela perdidos

Un niño que contraiga una enfermedad prevenible con vacunas puede tener que dejar de ir a la escuela o a la guardería por varios días o semanas. El tiempo de trabajo perdido por atender a un niño enfermo puede ser una carga financiera para la familia. Estas enfermedades también pueden causar discapacidades largas que generen cuentas médicas costosas y requieran atención a largo plazo.

Las vacunas protegen a su familia, amigos y a su comunidad

Vacunar a su hijo ayuda a proteger a los demás en su comunidad, como a un vecino que tenga cáncer y no pueda recibir ciertas vacunas o al bebé recién nacido de su prima que sea muy pequeño para tener todas las vacunas. Cuando todas las personas de una comunidad que pueden vacunarse se vacunan, esto ayuda a prevenir la propagación de enfermedades y puede retrasar el avance o detener un brote. Decidir proteger a su hijo con vacunas es una decisión que también protegerá a su familia, amigos y vecinos.

Con salud, todo es posible. Vacune a sus hijos.

Para informarse más acerca de la vacunas, hable con el médico de su hijo, visite www.cdc.gov/espanol/vacunas/ o llame al 800-CDC-INFO.
Los CDC trabajan a toda hora para salvar vidas y proteger al público contra amenazas a la salud, con el fin de mejorar la seguridad de la nación. Los CDC, una agencia federal de los EE. UU., utilizan la ciencia y la prevención para facilitar la toma de decisiones saludables. Los CDC buscan ayudar a que las personas tengan una vida más larga, productiva y saludable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada